En México, para poder llevar a cabo un proceso de reconocimiento de documentos franceses como diplomas, constancias, actas de nacimientos etc. ya sea con fines académicos, laborales u otros, es indispensable que estén Apostillados por el país que los emitió.

La Apostilla es un método simplificado de legalización de documentos con el objeto de verificar su autenticidad en el ámbito internacional. Físicamente consiste en una hoja con la estampa oficial del organismo o autoridad competente que cada país define. Esta certificación proviene del Convenio de la Haya de 1961 que suprime el requisito de legalización de los documentos públicos extranjeros y que fue ratificada tanto por México como por Francia.

De esta manera, los documentos emitidos en Francia se apostillan ante el Tribunal o “Cour d’appel” que rige el organismo o institución que haya emitido el documento.

Si aun reside en Francia, lo ideal es apostillar sus documentos antes de regresar a México

Consulte más detalles en el siguiente documento